domingo, 26 de junio de 2016

Verano 2016

Aunque las montañas aĂșn estĂĄn bañadas con los vestigios del tardĂ­o invierno; el sol, el cielo azul y los calores se van haciendo protagonistas de nuestros dĂ­as.
Un año mas la cosa no va a parar, aun siendo tiempo de playa,piscina,sombrilla y chiringuito; seguimos con nuestro afĂĄn de conquistar cumbres por la cordillera Pirenaica con 6 rutas a lo largo de este verano. Las salidas serĂĄn de dĂ­a completo, saliendo a las 6 de la mañana desde las piscinas de Echavacoiz.

Cartel verano 2016

Calendario Verano 2016

Domingo 3 de Julio  Pico de AgĂŒerri(2449 m) desde el refugio de Gabardito.
                              Distancia: 9'2 km Desnivel: 1000 m 

Finde 23-25 de Julio ???

SĂĄbado 6 de Agosto  Peña Montañesa (2282 m) desde el Monasterio de San Vitorian.
                               Distancia: 11'2 km Desnivel: 1300 m

Domingo 21 de Agosto Pico Tortiellas (2342 m) desde Canfranc EstaciĂłn.
                                  Distancia: 16 km Desnivel: 1300 m

SĂĄbado 10 de Septiembre Pico Bazias (2750 m) desde Baños de Panticosa.
                                       Distancia: 13 km Desnivel: 1000 m

Finde 24 y 25 de Septiembre Monte Perdido (3348 m).


##DeL RĂŹO##


lunes, 20 de junio de 2016

Plan B... B de Bisaurin (2670 m)

Todo preparado para" el ataque".

Aunque la semana pasada ya dimos por finita la temporada de montaña y por comenzada la de piscina, siempre quedamos algunos "raros de secano" y que necesitamos paliar nuestro "mono" como si estuviéramos enganchados a una droga de la que cada día queremos mas y mas...
Hablamos de esa droga a veces verde, aveces grisåcea, otras blancas... y simplemente todas hermosas como son las montañas, que nos rodean o que nos esperan en la lejanía.

Como no podĂ­a ser menos, una semana mas vuelta a la carga antes de dar comienzo a la temporada de verano;  y nos plantaremos en los dominios de Bisaurin haber si el Secus se porta con nosotros y deja disfrutar un poco, aun con las nieblas  al acecho.

Con cielo oscuro total arranca el dĂ­a, pero “las horas intempestivas” es lo que tienen, y nos aventuramos con buenas vibraciones y sin un alma a la vista hacia pirineos, escenario protagonista de casi todas nuestras futuras incursiones montañeras.
El cielo azul y los primeros rayos de sol durante el viaje nos dan esa alegrĂ­a extra, de saber que el dĂ­a pinta prometedor y para disfrutar en todos los aspectos. Al llegar al refugio la cosa da un gran vuelco; empieza una ligera llovizna, un fresquete mĂĄs que considerable y unas fastidiosas nieblas, que amenazantes se van acercando hacia nosotros. 
Sin dudarlo mucho nos enfundamos las botas y nos  para optar por el plan B: B de Bisaurin, el Ășnico que aĂșn no ha sucumbido al abordaje de las nieblas y pinta mĂĄs apetecible.

Ruta de una dificultad media-alta; con una distancia de 9'9 km y un desnivel de 1152 m. Las pendientes son bastante exigentes y constantes en la totalidad del recorrido.
El terreno es muy variado; gran parte es herboso,casi hasta los 2300 m; aunque a partir del collado del Foraton empieza a volverse un terreno mĂĄs rocoso. A partir de la citada altura, el terreno es totalmente rocoso y bastante suelto.A fecha de 19-6-16 encontramos nieve partir de los 2550 m.
El camino lo tendremos marcado como GR hasta el collado del foraton, a partir del cual solo
un difuso camino y algunos hitos que nos acompañan hasta la cima.
Material de Trekking. Llevar aguar pues a partir de la Fonfria no tendremos ningĂșn lugar donde recogerla.

Bisaurin con aspecto invernal, dominando sobre el primaveral valle de AragĂŒes.

Vigilando a las nieblas emprendemos la marcha desde el refugio de Lizara, que casi seguro poco falto para quedarse dentro al calĂłrico con un buen caldo; pero asĂ­ como otros tantos montañer@s, venimos dispuestos a aprovechar el dĂ­a. 

Con ganas empezamos a patear con el cielo azul y sin llovizna,  aclimatando al cuerpo por terreno casi llano intentamos sacar el  frescor matutino que asola el valle, rumbo a las paredes rocosas de las fetas por un paraje sombrĂ­o y  verde veraniego, con colorido por miles de florecillas.
A los pies del collado del Foraton el sol empieza azotarnos con severidad y paso a paso sin prisa “zeteamos” por el verde manto, aprovechando para admirar el valle de AragĂŒes y la sobresaliente cima de Collarada sobre las nieblas, ahora estancadas y  que no parecen dispuestas a jorobarnos la ascensiĂłn.

Ya con una buena sudada llegamos al collado del Foraton, levantando la mirada sobre los valles de Hecho y AragĂŒes pero sobre nuestras cabezas aĂșn queda la tremenda subida hasta la cima de Bisaurin, que se presenta muy variada con terreno herboso, rocoso, barroso y nevado; toda una fiesta.
La cosa empieza fĂĄcil por alfombra verde aunque tiesa para arriba, pero la comodidad se acaba rĂĄpido y entramos en el suelto pedregal, donde queda algĂșn resquicio de la nevadita primaveral de los dĂ­as anteriores. Con esfuerzo vamos dando cada paso por el resbaladizo terreno, y ganamos altura, siempre y cuando el cascajo no nos hace la puñeta, mientras nos van pisando los talones unos cuantos intrĂ©pidos. Poco a poco la nieve  va manchando el terreno rocoso, lo que nos hace saber que ya estamos altos y tenemos bastante tarea hecha. El viento pero “sin comerlo ni beberlo” unas nubes se ciernen sobre nosotros pareciendo que la cosa se ponĂ­a fea, pero la suerte estaba de nuestra parte y como vinieron se fueron.
Cada vez el terreno estĂĄ mĂĄs blanco, asĂ­ que “por siaca” piolet en mano y atacamos a cima. Por una fuerte pendiente nevada ascendemos hasta la cresta cimera, aun con grandes cornisas, y sin ya mucho esfuerzo “cresteamos” hasta la cima de Bisaurin (2670 m), en casi pleno verano y con nieve por “un tubo”.


Tras disfrutar del mar de nubes desde la cima y algunos lejanos tresmiles, toca la bajada que con delicadeza negociamos esas empinadas rampas nevadas hasta llegar al pedregal. 
Sin perder tiempo seguimos con la bajada, pero se vuelve un tramo bastante accidentado “con catas de suelo” y desprendimientos (que se quedaron en nada; consiguiendo llegar sin ninguna averĂ­a  a terreno seguro.
Nos permitimos el lujo de tomarnos un respiro, disfrutar del rico dĂ­a, las vistas y de un tardĂ­o almuerzo que con todo el trote sabe  a “gloria bendita”.
Con energĂ­as renovadas  enfilamos todo para abajo, pudiendo disfrutar un poco mĂĄs del paisaje al abrirse a ratos las nieblas pero machacados con un fuerte calor que nos da sufrida bajada, hasta la Fonfria donde nos refrescamos, con sus ricas y puras aguas gĂ©lidas. 
De la fuente ya solo nos restan los Ășltimos pasos para dar por finita la aventura “invieraniega” a Bisaurin.

La tarea del dĂ­a esta finiquitada, unos estiramientos para relajar al cuerpo y ponerse cĂłmodos dejan a uno como nuevo para poder afrontar la Ășltima cuestilla; la que nos lleva al refugio para refrescar los gaznates y dar al cuerpo el capricho de un buen plato con patatas muchas patatas, poniĂ©ndole al dĂ­a un punto y final delicioso.

Bisaurin (2670 m) desde el Refugio de Lizara

La ruta en fotos


Las nieblas  y el fresquillo nos reciben en Lizara...
... por lo que rĂĄpidos arrancamos la marcha...
... optando por el plan B, "bañado" con buen tiempo.
Encauzamos nuestro rumbo ascendente hacia el collado del Foraton...
... disfrutando cortos momentos de vistas hacia el verde valle...
... amenizando la llegada al collado, donde los ojos se van hacia el cueston que nos queda.
Nos metemos en faena por la herbosa cara sur...
...pareciendo que apenas avanzamos hacia ella..
... hasta que conseguimos entrar en "terreno divertido".
Seguimos ganando altitud entre rocas y nieve...
... tiñéndose el camino  blanco y las nieblas intentando meter miedo.
Las nieblas no hacen mella y la montaña sigue esplendida...
... asĂ­ pues apretamos un poco el paso hacia arriba, seguro en todo momento...
... recorriendo la ultima arista bien nevada...
..hollando la cima de Bisaurin (2670 m).



Con pies de plomo descendemos la cara sur...
... ahora si disfrutando de los valles en todo momento..
... y aprovechando para tener un momento de paz y echar un bocado.
Continuamos bajando sin prisas y con pausa...
.... disfrutando del dĂ­a que no es para menos...
... y acabamos despidiĂ©ndonos del "amo y señor" del lugar en el refugio de Lizara...
...sentados a la mesa y con el plato lleno, que bien nos lo hemos ganado.








##DeL RĂŹO##

lunes, 13 de junio de 2016

Finalista Etxabakoitz Temporada 2015-2016

Llegamos al fin un año mas, que con este ya van cinco y estamos ya pensando en el siguiente. Rematamos otra inmejorable temporada de montaña con la ya tradicional travesĂ­a por  la sierra de Alaitz.
Partiremos de Monreal, bordeando su higa y después entre bosque bajo las cumbres de la sierra acabaremos, para almorzar al cobijo de las paredes de la borda Lepuzain, aunque parece que poco cobijo necesitaremos pues el solete parece que nos acompañara este domingo. Acabaremos con intensa bajada en el pueblito de Guerendiain.
Al final comida de despedida de la temporada... de la temporada normal, que ahora viene la de verano.

Cartel Salida finalista 12-6-2016

Madrugando lo justo llegamos al principio del fin, aunque esperando un dĂ­a veraniego total parece que la cosa no pinta bien del todo pero mal tampoco. Nos organizamos para hacer un cortito viaje  y plantarnos a los pies de la SÂȘ de Alaitz, en el pueblo de Monreal; pero ahĂ­ no acaba la cosa y despuĂ©s de descargar al rebaño toca hacer "pirula" para dejar un coche en Guerendiain. 
Con el lĂ­o ya finito regresamos a Monreal, con el sol un poco menos tĂ­mido y dispuestos a darnos una buena y bonita pateada.

En Lepuzain disfrutando del Ășltimo dĂ­a.
TravesĂ­a de dificultad media, y de duraciĂłn 4-5 h. La distancia es de 14 km, y el desnivel positivo es de casi +600 m y el negativo de -630 m. Las pendientes son moderadas en general.
El terreno es muy boscoso y barroso en general, discurriendo por pisadas sendas en su mayorĂ­a; salvo tres tramos del recorrido donde nos encontraremos pistas con buen terreno, algo rocoso pero cĂłmodo y amplio.
El camino encontraremos algo marcado con pintadas azules hacia la borda Lepuzain, y tras ella recorreremos un tramo de PR. En la bajada a Guerendiain no tendremos ninguna marca, salvo algĂșn hito.

Material de Trekking. Llevar agua, aunque hay fuente en la borda Lepuzain.


Sin mucho respiro y con el tiempo justo nos ponemos en planta para emprender la marcha desde Monreal;poniendo "el punto de mira" hacia la salvaje SÂȘ de Alaitz con un dĂ­a de montaña prometedor por delante y encontrĂĄndonos con otros tantos madrugadores, alguno con destinos bastante mas lejanos que el nuestro.

A buen ritmo nos encaramos hacia las faldas de la monumental higa y la vamos bordeando con rumbo NO ganando altura ,sin apenas ninguna queja, y degustamos sabrosos frutos naturales que una agradable pareja iba recolectando. Tras el tentempiĂ© seguimos para arriba, dejando  atrĂĄs " el primaveral" valle del Elortz hasta llegar a la cabezera del barranco Diablozulo; dando un parĂłn para recuperar el aliento y disfrutar del panorama que nos brinda el bonito dĂ­a.

Bajo la sombra del arbolado bordeamos el barranco, encontrĂĄndonos con viejas y alargadas amigas que han pasado a mejor vida; y continuamos nuestro empinado camino dando la espalda a la Higa  y adentrĂĄndonos en "el verde corazĂłn" de Alaitz. 
Paseando entre la densa vegetaciĂłn del hermoso bosque y vigilados por los grandes molinos sembrados por la cima de Txanburu, avanzamos por los rasos  disfrutando plĂĄcidamente del camino, del entorno, los vivos colores, la viva fauna y por su puesto de lo mejor del sol, la sombra . 
Una vez pasamos por "la autopista" de los  molinos , nos toca descender hacia la barrancada de Artusia, hasta conseguir dar con la escondida borda de Lepuzain.
En la borda con calma nos regodeamos con nuestro ultimo almuerziko sentados en las afueras del refugio con el rico calorcete que baña el dĂ­a y venga a volar sobre nuestras cabezas espigas como si fueran dardos. 


Sin perder el tiempo, que queremos llegar a comer a buena hora, tiramos para abajo del barranco inmersos en una "tonta batalla de pinchas" , que al tocarnos subir por su otra vertiente  da por finita, y nos centramos en darle caña a la  ultima e intensa subidita  hasta que avistamos parte de la cuenca y el resto de alturas de Alaitz.
Muy ligeros perdemos altura entre matorrales por la senda micologica, hasta dar con el desvĂ­o hacia Guerendian; y sin perder ritmo ponemos direcciĂłn descendente por el boscoso barranco de Errekazar sin incidentes y admirando el recĂłndito paraje tan cercano "a la civilazacion" y a la vez tan desconocido.  
Bajamos al pueblito rodeando el alto de las Cruces en "un santiamente", donde colorin colorado nuestra temporada y paseo damos por terminados.

TravesĂ­a SÂȘ de Alaitz: Monreal a Guerendiain

La ruta en fotos


Con  ganas y todo preparado, el sol intenta asomar en Monreal para darnos un bonito dĂ­a.
Emprendemos la marcha entre verdes campos del valle del Elortz...
...vigilados en todo momento por la jefa del lugar, La Higa.
Faldeamos la Higa, ganando altura entre sus pinares...
... unos deleitĂĄndose con los ricos frutos...
... y otros con las panorĂĄmicas que nos brinda...
... que para disfrutarlas mejor, un pequeño stop que el cuerpo también agradece.
En los dominios del barranco de Diablozulo...
.. continuamos la pateada  entre verdes parajes...
... alejĂĄndonos de La Higa de Monreal...
... y ascendiendo hacia las profundidades de la SÂȘ de Alaitz.
Rodeados de vegetaciĂłn con gran colorido..
... vamos paseando y gozando con los bonitos rincones...
...repletos de vida y con algĂșn que otro "bicharraco metĂĄlico".
Bajo los enormes molinos y por verdes laderas bajamos hacia el barranco...
... hasta dar con la bonita borda Lepuzain....
... en la que nos relajamos y almorzamos tranquilamente.
Foto del grupo en Lepuzain, "sin cima" . Ultima de esta temporada 2015-2016.


Con las pilas cargadas nos enfrentamos a la ultima cuesta pa'arriba...
... y que termina al levantar la mirada sobre la cuenca.
"Nos lanzamos" por la barrancada...
... cobijados por los enormes arboles que la pueblan...
... y tranquilamente damos los Ășltimos pasos por la vertiente O de Alaitz...
...desembocando en"el fin de la finalista".


En la comida muy formales en la mesa.
Con la tarea finita, ya solo nos queda cabida para los vicios. En la sociedad después de relajarnos con una buena ducha, nos echamos un pote y unos ricos fritos mientras nos echamos una risas y hacemos un poquito mas de hambre, aunque poca falta hace que ya la traíamos de antes.
Nos "empanzamos" con una exquisita paella bien servida por los veteranos y por si no fuera suficiente un segundo plato y postre, y entre medias un bonito discurso. 
AhĂ­ no acaba la cosa y seguimos con cafĂ©s e "infusiones"; momento en que al jefe y a un servidor nos tenĂ­an un muy bonito detalle preparado por toda esta temporada; que no solo los dos nos hemos "currado" sino todos y cada uno de los que cada dĂ­a se plantaban a las mañanas con el madrugon entre pecho y espalda para que año tras año esto allĂĄ seguido para adelante entre todos  hasta llegar a lo que a dĂ­a de hoy somos... cosa por lo que no me queda mas remedio que agradecerla de todo corazĂłn, y deseando  que la siguiente y la siguiente de la siguiente y asĂ­ sucesivamente sean cada vez mejores.

Foto final temporada 15-16
Gracias a tod@s por otra bonita temporada¡¡¡


Grupo de Montaña  SDC Echavacoiz








##DeL RĂŹO##