miércoles, 30 de marzo de 2016

"Primaverando" por Urbasa

Ni con la Semana Santa nos tomamos un respiro, y este domingo como no iba a ser menos una buena dosis de montaña. 
Como hace unas semana había nieve hasta "las cejas" en Urbasa solo se ascendió hasta San Adrian; pues ahora completaremos la ruta ascendiendo a la cima de Baiza desde Etxarri. 
El tiempo parece venir primaveral con ligera brisa; así que gorra, crema y termo caliente por si las moscas.
Cartel 27-3-16

Unos chaparrones nocturnos han bañado nuestro terreno de juego, pero el día parece levantarse aceptablemente bueno, con algunas nubes rondando y un fresquillo mañanero.

Queriendo respirar un ambiente ya primaveral, solo cinco valientes nos presentamos con una hora menos de sueño, pero con muchas ganas; para dirigirnos a la Sª de Urbasa; dando un giro a los planes, saliendo en vez de Etxarri desde Lizarraga variando un poco la ruta a la de hace un par de semanas.


El gran protagonista del lugar, San Donato.
Ruta de dificultad media con una distancia de 12 km y un desnivel de 760 m. Las pendientes no son son moderadas, excepto en la bajada desde la ermita de San Adrian al camino normal. 
Encontraremos una primera zona boscoso y muy barrosa, que acaba en la parte alta de la sierra. El resto discurre por la loma superior de Urbasa con partes despejadas y otras arboladas.
El recorrido discurre por comoda pista y definido sendero hasta la parte superior de la sierra. En la meseta superior iremos por terreno abierto, con algún rastro de senda e hitos hasta las cimas. La bajada desde la ermita empieza sin un camino claro, hasta desembocar en un sendero que  va hasta la subida normal
Material de Trekking. No hay ninguna fuente en todo el recorrido, salvo en el pueblo de Lizarraga; ademas para resguardarse tenemos un pequeño refugio en la ermita de San Adrian.


Baiza (1183 m) y San Adrian (1113 m) desde Lizarraga

Abordamos Lizarraga con las primeras luces que llegan al valle y mientras nos enfundamos botas y mochilas para atacar a las alturas de Urbasa; un solazo primaveral baña las montañas de Urbasa y Andia, pintándonos un día de primera.

Sin mucha dilación arrancamos la jornada,por pista con toda tranquilidad dejando  atrás el pueblo de Lizarraga y adentrándonos en el arbolado que cubre las laderas de Urbasa. Para cuando queremos darnos cuenta, hablando y echando unas risas, ya nos encontramos bajo las rocosas y escarpadas paredes de San Adrian. 
Aun no podemos relajarnos y toca seguir apretando " al mecanismo"; pero un afán aventurero nos sobrecoje y tiramos a investigar una amplia cavidad en la pared, que parece servir de corral y que ademas tiene otra salida. 
Por  una "rampa puñetera" conseguimos salir de la misma ,y tras deslizarnos entre rocas y hierbajos resbaladizos desembocamos de nuevo en el camino normal; donde un ultimo y suave tirón para arriba ,nos hace dominar sobre el valle del Arakil desde la parte alta de Urbasa. 

Con rumbo O, paseamos por la alta llanada de Urbasa; encontrándonos con una familia que quiere dirigirse hacia Estella,y tras unas buenas indicaciones prosiguen su camino (Esperemos que con buen final). 
Nosotros seguimos con lo nuestro disfrutando del solete y de bonitas vistas que el paisaje nos regala hacia: Aralar, Andia, Aizkorri incluso Picos de Urbion, Moncayo, Sª de Cantabria... y un sin fin de lugares; sin olvidarnos de disfrutar al  atravesar los arbolados y los aun enormes neveros; hasta conseguir conquistar la cima de  Baiza (1183 m).

Después de  saborear la cima, nos ponemos en busca de un buen lugar para degustar el almuerzo y tirar de vicios, con unos riquísimos canutillos de chocolate.
Regresamos sobre nuestro pasos, pero con el día que esta nos da pena no alargarnos un poco más y decidimos tirar cuesta arriba;  siguiendo en paralelo a los cortados y acabando en un "ti-ta" en la cima de San Adrian (1113 m) y en su Ermita, donde junto otr@s much@s montañer@s disfrutan también del inmejorable día.

Tras una paradita y apreciar en todas direcciones las bonitas vistas, junto a la ermita pillamos una empinada cuesta  por terreno resbaladizo que nos hace perder altura, sufriendo algún resbalón, como cabras pasando junto a los imponentes peñascos. 
Rápidamente enganchamos con el camino normal para acabar esta bonita ruta primaveral, que esperemos sea la primera de muchas.

La ruta en fotos 


En Lizarraga nos echamos los Ãºltimos bártulos para "la tarea"...
... con los primeros rayos de sol dándonos la bienvenida.
Ascendemos con la mirada puesta en las alturas...
... dejando atrás el valle y "la civilización"...
... sumergiéndonos en la "salvaje naturaleza".
Aunque poco nos falto para sacar las cuerdas...
... al final nos aventuramos  por "la cuevita".
Ya casi dominamos sobre el valle...
... y tras un poco mas de esfuerzo...
... se nos abre la gran explanada de Urbasa.
Paseamos tranquilos por Urbasa...
... con unas vistas que maravillan a cualquiera...
... y catando aun, buen paquete de nieve,...
... coronamos la cima de Baiza (1183 m).
Foto cimera en Baiza (1183 m) .
Descendemos de cima ...
... en busca del rico momento del almuerzo...
...con vicio incluido.
Aprovechamos "el rico día", con un poco mas de pateada...
... conquistando también la cima de San Adrian (1113 m)...
... en gran compañía, compartiendo una pasión.
Descendemos ya del alto de la sierra...
... como cabras entre verticales paredones...
... habiéndonos deleitado con el buen día, la bonita montaña y la inmejorable compañía.


Salida del Grupo de Montaña  SDC Echavacoiz







##DeL RìO##

domingo, 27 de marzo de 2016

Procesion invernal por ADI y santo BTT



Con motivo de la semana santa las procesiones son un acto reiterado; como buen devoto toca montarse uno las suyas propias, y no podían ser a otro sitio que al gran santuario que son las montañas.
La afluencia es casi nula y los santos brillan por su ausencia, pero por lo menos estas vienen bien para ir preparando el cuerpo, para " la cañita" que le espera esta temporada...


Me encuentro barajando dos posibilidades y acabo decantando por ir a mi querido Adi, que tanto tiempo llevo sin visitar. 
La cosa arranca sin nieve, en una soledad casi absoluta, así que con zapatillas (que toca domarlas) la cosa pinta guay y llevo un ritmo holgado (para lo flojo que anda servidor).
Coll Urkiaga - Adi
Al poco la cosa se pone peleona, apareciendo la nieve que hace de la subida un suplicio; hundiéndose unos cuantos centímetros que a los cuatro pasos calan las zapatillas. 
El pesimismo me sobrecoje, pero testarudo llego por lo menos hasta el collado de Adi ; donde recupero el aliento y fuerzas sin poder disfrutar del paisaje cubierto por nieblas.

La bajada es a toda pastilla hasta el puerto de Urkiaga,y con "un buen sabor de boca" damos por finita esta primera sesión de entrenamiento.

La estampa invernal parece haber desaparecido del Monte de Alduide.
Al rato la cosa se pone "interesante" de nieve...
... y los bosque de Kintoa están espectaculares.
Obcecado tiro para arriba, sufriendo a cada paso...
... hasta la frontera que me ponen las nubes.
Tras echarse uno a perder, abandonando la secta del bocadillo...
... una bajada express y alucinante ( No por el color de la foto).


Al día siguiente para relajar musculatura, estirar piernas y no dejar al cuerpo que se relaje en estos días de vacaciones;  que mejor que un paseo en bici, así seguimos con la preparación para la gran machada de abril.
Ruta BTT  Barañain-Valle de Aranguren
Sin muchos altibajos "me jalo" en buena compañía 20 km desde Barañain  atravesando Pamplona hacia el Valle de Aranguren con su infinidad de caminos y después media vuelta por la zona céntrica de Pamplona, con un solazo ya primaveral. Para  rematar la faena  un buen bocata de jamón y queso, volviendo un poco al vicio, y una posterior ducha fría que le dejan a uno como nuevo... porque no hemos hecho mas que empezar.












##DeL RìO##

martes, 22 de marzo de 2016

No solo es el destino...también esta el camino

"Marcado a fuego" estaba este día en el calendario "por culpa" de los amigos de Izarbe Mendi Taldea; al planear tan jugosa salida al curioso lugar de la gruta Helada de Lecherines, que en el valle de Canfranc se forma cada invierno en una combinación casi artística de agua y frío.

Aunque el tiempo viene inestable, con nevadas y nubes por todos lados; afilamos crampones,piolet y dientes; y parece que al final para el domingo el tiempo se pone un poco de nuestro lado dejándonos un poquito de disfrute. Aunque con algo mas de  riesgo de aludes  por la nieve nueva, y  una contrarreloj por el mal tiempo que para la tarde se espera.

Gruta Helada de Lecherines( Foto de elpirineodejose)

El día comienza oscuro y con las calles recién echadas, pero con un tiempo por ahora en seco; así que la cosa a priori parece pintar bien.
A la hora vamos llegando a la quedada hasta juntarnos tod@s l@s valientes, aunque se nos  hace un poquillo tarde y  resuena la mala noticia de que la entrada podría estar tapada por la nieve y mas con la nueva nevada. Aun así partimos  hacia las alturas pirenaicas ,inmersas en un tardío invierno, rumbo a Canfranc...

"La sonrisa de la montaña". Con buen nombre se bautizo al lugar.
Ruta de una dificultad media-alta, con una distancia de 13'5 km  y un desnivel de 900 m (Sin llegar a la gruta). Las pendientes son moderadas con algunas algo mas exigentes; a partir de la mallata de Lecherín la pendiente toma mayor inclinación.
La mayor parte del recorrido discurre entre arbolado y  entre gran cantidad de regachos y alguna barranca. Se despeja por completo en la mallata de Lecherín.
Prácticamente toda la ruta  sigue la GR 11.1 por senderos en la mayor parte y algún tramo de pista; encontrando menos marcas conforme ganamos altura. Esta se abandona en la mallata de Lecherín, tomando una amplia canal.
Material Invernal y raquetas para la aproximación. Encontraremos un par de fuentes; una antes de llegar a la mallata de Gabardito, y otra en la mallata de Lecherín.

Mapa Intento a la Gruta helada de Lecherines.

Al punto de la mañana llegamos a nuestra base en Canfranc, bajo enormes murallones rocosos que nos flanquean mientras terminamos las pesadas mochilas,cargamos las raquetas en ella y desayunamos , cogiendo fuerzas para la faena. 

Nos ponemos en marcha por la GR 11.1, adentrándonos entre el arbolado y en el barranco de los meses;y tras una antigua construcción la nieve hace acto de presencia. 
Atravesamos el vivo cauce por una estrecha presa y entre"chicanes" a un lado y a otro, remontamos el bonito barranco a la sombra de los arboles, aunque poco sol había que tapar, hasta dominar sobre todo el valle de Canfranc sin apenas despeinarnos.
Aun no podemos relajarnos pues queda "una pechadica", con las raquetas colgadas de la mochila,por la pista bien sembrada de nieve hasta la majada de Gabardito, donde ya se intuyen ligeramente "los reinos de altura" y tenemos una parada para echarnos "los zapatones de nieve".

Mas cómodos sobre "el capón de nieve", cruzamos tranquilamente la majada de Gabardito entrando en el barranco de Campón. 
Discurriendo entre arboles, vadeando caudalosos regachos, sufriendo enganchones que nos querían frenar y alguna caída tonta en la nieve ; nos hacen una entretenido camino entre majadas. 
La aventura continua abriéndonos huella el guía con gran esfuerzo a la vez que se busca un buen paso para atravesar la barrancada; bajando,subiendo y saltando algún obstáculo salimos de la zona de arboles y damos con un puente de nieve sobre el cauce. 
Con sumo cuidado y ligeros, lo atravesamos de uno en uno, sin chapuzones, y abriéndose ante nosotros la majada de Lecherín, que nos recibe con "la sonrisa de la montaña" y una espesa capa de niebla que nos impide diferenciar el fin de la montaña del principio del cielo.

Brevemente recuperamos el aliento y reponemos fuerzas junto al refugio forestal,;partiendo rápidos, que el tiempo se nos ha echado encima, con componente NE atravesando la majada y plantarnos ante " el remate final". 
Nos enfrentamos a la dura pendiente en la que el avance es penoso, debido a la nieve reciente, y sobre los 1820 m nos paramos, pues viene un parte con gran inclinación. 
Mientras el guía inspecciona el terreno; esperamos en zona segura, desde la que se oye un estruendo en las laderas del Pico Riguelo y cae una pequeña colada de nieve. Al poco le vemos descender con ligera dificultad, ya que la nieve tiende a correrse a su paso; por lo que la cosa no se ve nada clara y toca abortar el ataque; una pena el no llegar al destino, pero mas importante es volver.


Descendemos "al través" por la Majada hasta la cornisa, bautizada como "la sonrisa", para echar un bocado y descansar con tranquilidad, aunque el tiempo parece querer despacharnos. 
Aunque se estaba"mas agusto que un arbusto" toca ponerse en marcha hacia abajo. Unos pocos nos descolgamos ,bajando a toda pastilla siguiendo "la raqueteada vía" hasta la primera majada, donde nos reagrupamos con los que van " de cháchara". 
Ya todos juntos seguimos para abajo, apurando al máximo el usar las raquetas, y una vez sin ellas del tirón hasta Canfranc, no habiendo conseguido el objetivo pero si disfrutando del camino.

Para rematar una "mini-tardía-comilona" en Villanúa que nos la hemos ganado y hay que recuperarse para la siguiente.. y desde luego para volver a la Gruta Helada de Lecherines.


La ruta en fotos 


Los enormes paredones de Canfranc nos reciben...
... mientras ultimamos "los mochilones" ,"llenamos los depósitos·...
... y los de Canfranc nos llenan el día de nieblas.
Nos metemos en faena por la GR...
... pillando nieve ya desde cotas bajas.
Con unos giros "p'aqui" y otros "p'alla"...
... dominamos en nada sobre el valle de Canfranc.
.Aun nos queda un poco de "tirada"...
... hasta la Majada de Gabardito...
... donde toca echarse raquetas.
Vamos ganando altitud  rumbo a la segunda majada...
...adentrándonos en "tierra de nieblas".
Surcamos las pendientes por el duro bosque alpino...
...lleno de  bonitas barrancadas..
... que atravesamos meticulosamente...
... dejándonos en la Majada de Lecherin, cargadita de nieve y niebla.
Hacemos un pequeño parón para recuperarnos..
... y enfilamos hacia el ultimo esfuerzo del día.
La cosa pinta fea con niebla y un terreno poco seguro, que el guía investiga...
... mientras en sitio seguro, esperamos al veredicto ...
...  que finalmente al no ver seguridad,  nos quedamos sin cueva...
... pero disfrutamos de una rica comilona y un entretenido ratico.
Algunos ponemos pies  en polvorosa hacia abajo, descolgándonos un poco...
... y el tiempo parece querer regalarnos ligeras vistas.
Una vez reagrupados , nos "merendamos" la ultima bajada en "un tris"...
... llegando al final de la ultima invernal de esta temporada... pero dan comienzo "las primaverales".








##DeL RìO##