martes, 30 de junio de 2015

"La mesa de los tres reyes y las dos reinas"

Como años anteriores "empezamos el verano" con una clásica ascensión Navarra; a su punto álgido, a la Mesa de los Tres Reyes. Aunque sea una cima compartida por tres regiones, de ahí su nombre,  Ãºnicamente destaca por altura en Navarra y por ello es una de sus mas famosas montañas.

Partiendo desde Linza, tierras aragonesas, ganamos altura y caminamos bajo un sofocante sol desde primera hora; pasando el collado de Linza, la Hoya de la Solana y tras atravesar un karst llegar al portillo de Larra ( juntándose con el camino que viene de Belagua, ¿Volverá a convertirse en la clásica ascensión?). Desde el portillo recorreremos la ultima subida hasta llegar a la ultima trepadilla por roca y así acabar"bautizados como montañeros" en la cima.
Después de la eterna bajada; buenas recompensas con un remojo en el regacho, algo fresco y una buena comida.

La Mesa de los Tres Reyes.


Ruta de una dificultad alta, con una duración de entre 7-8 h con paradas. La distancia es media-larga, con 17 km; el desnivel en cambio es alto, con 1345 m.
Las pendientes son moderadas en general, tendiendo a bastante fuertes en algunos tramos; en especial en la parte mas alta de la ruta.
Cumbres Pirenaicas desde la Hoya de la Solana

El terrenos es muy variado.En la parte mas baja y hasta atravesar la Hoya de la Solana, nos encontraremos ante un manto herboso sin apenas rocas; aunque puntualmente tengamos algunos tramos de roca.
Tras la Hoya, deberemos atravesar una zona karstica tras la que nos encontraremos de nuevo zona verde; que conforme vamos ganando altura deja paso a un terreno mas rocoso con zonas de bloques, y dependiendo de la época quizá algunos neveros. En la pirámide final, el terreno es totalmente rocoso y bastante suelto; ademas de algo aéreo.

El camino esta marcado como GR desde el Refugio hasta la Hoya de la Solana, aparte de algunos hitos y un sendero bastante pisado.
A partir de la Hoya, únicamente encontraremos hitos que nos marcan el camino. Encontrando alguna dificultad en la zona karstica, a partir de la cual encontraremos de nuevo un camino pisado que nos acompañara, salvo algún tramo de bloques, hasta el ultimo collado. En la parte final de la subida atravesaremos una repisa, tras ella una pequeña trepada; y al final atravesaremos la arista.



Para llegar al refugio de Linza tenemos dos opciones; bien desde Anso poniendo rumbo directamente hacia Zuriza o desde Isaba dirigiéndonos hacia Belagua y tomando a la derecha la carretera que entra al Valle de Belabartze y finalmente nos lleva también a Zuriza.
Una vez en Zuriza tendremos que seguir la carretera que nace junto a la entrada del camping y seguirla rodeados de grandes montañas hasta el final de la misma en el Refugio.


La ruta


Comenzamos la ruta desde el parking del Refugio de Linza (1340 m), el cual atravesaremos dejando el refugio a nuestra izquierda y pasando un pequeño puente tomaremos un definido camino, con marcas de GR, que desde el primer momento empieza a ascender por una herbosa ladera. 
Poco a poco iremos dejando atrás el refugio y ganaremos altura paralelos al cresterio entre Txamantxoia y la Paquiza de Linzola. El camino nos hará rodear una elevación, pasando justo por encima del barranco de Petrechema, para hacernos cambiar de dirección hacia las paredes de la Paquiza. Casi al llegar a las paredes rocosas, tendremos que atravesar un cauce muy pedregoso, dejando un camino a nuestra derecha que se dirige el Petrechema y primero hacia la cabaña de Linza; nosotros tomaremos un camino marcado como GR que asciende por las lomas de la Paquiza en dirección al collado de Linza. 
A media ladera iremos progresando, conforme ganamos altura el manto herboso va dejando paso a la roca, y tras superar un tramo muy rocoso (donde en días húmedos hay que tener cuidado) nuevamente aparece el manto herboso. Al poco pasaremos por una pequeña barrancada, donde puede ser normal encontrar algún nevero, y tras ella veremos que el camino sigue por una gran mole rocosa, desde la que ya solo nos restara el último esfuerzo para llegar al collado de Linza tras recorrer 4 km y ascender unos 600.

Desde el Collado de Linza (1940 m), ya observaremos nuestro objetivo allá al fondo de la hoya de la Solana a la izquierda. Aquí tomaremos un camino que desciende hacia la izquierda, puesto que el de la derecha va hacia Petrechema. 
Bajaremos por el pisado camino he iremos rodeando una pequeña elevación, para después poner dirección a una pequeña pared rocosa e ir rodeando la hoya de la solana, aun siguiendo alguna marca de GR. Cerca de la pared, cambiaremos nuevamente de dirección y proseguiremos paralelos a ella; pasando primero junto a una tapada fuente y poco más adelante tras subir unos metros pasaremos al lado de un pequeño refugio libre. 
Tras el refugio descenderemos al punto más bajo de la hoya donde daremos con un cruce y un poste informativo, abandonando en este punto la GR. Aquí el camino nos hará ascender algo más de 100 m  en dirección a un terreno kárstico, subiendo por unas laderas herbosas con una pendiente considerable, hasta que en la parte alta justo antes de cambiar el camino de dirección aparece un terreno rocoso; en el cual tendremos que ayudarnos ligeramente de las manos sin ninguna dificultad. 

Ya en la parte alta iremos “llaneando” por el terreno kárstico, donde tendremos que ir atentos a los hitos que marcan el camino puesto que es un terreno en el que es fácil despistarse y encontraremos grietas. Al final de esta zona, tendremos una empinada bajada donde quedaremos bajo las paredes de Budogia y nos encontraremos con el camino que viene desde Belagua; nos encontraremos en el poste del Portillo de Larra (2020 m).

Una vez en el poste del portillo giraremos a la derecha conforme bajamos, siguiendo un definido camino con hitos que poco a poco va ascendiendo por las laderas de Budogia, alternando terrenos rocosos y herbosos; e incluso neveros dependiendo de la época del año. Al ir ganando altura la pendiente será cada vez más pronunciada y tras 300 metros de desnivel, pasaremos una zona donde tendremos que ayudarnos un poco de las manos y en menos de 100 metros llegaremos al collado entre Budogia y la Mesa (2340 m).

En el collado volveremos a girar a la derecha, siguiendo un camino entre un caos de piedra, que nos llevara junto a la base de la cima; donde tendremos que afrontar un primer tramo de fácil trepada donde hay que prestar atención por piedras sueltas. 
Tras la trepada, el camino se mete entre rocosas paredes, siendo fácil de seguir hasta la cresta cimera, que puede resultar ligeramente aérea; y que tras atravesarla llegaremos a la cima de La Mesa de los Tres Reyes (2444 m); punto más alto de Navarra.


El regreso lo realizaremos por el mismo camino que de subida. Descenderemos, con especial atención a la caída de piedras y a no tirarlas, de la pirámide cimera con algún pequeño destrepe; continuando por el camino conocido a media ladera hasta el poste del Portillo de Larra, lugar en el que tras un ligero ascenso deberemos atravesar el Karst y descender hasta la Hoya de la Solana. 

Recorreremos la hoya por la GR, debiendo ascender ligeramente hasta llegar al collado de Linza. 

Desde el Collado, ya solo tendremos un largo descenso bien marcado hasta regresar al punto de partida en el Refugio de Linza.

Mesa de los Tres Reyes desde el Ref. de Linza

La ruta en fotos


Recibidos con un radiante sol...
... nos ponemos en marcha, dejando atrás Linza
Con esplendidas vistas...
...ganamos altura por las laderas de la Paquiza...
... hasta el collado de Linza, donde se abre un gran abanico de conocidas cimas.
Caminamos por el florido manto de  la Hoya de la Solana...
... donde sus habitantes nos vigilan...
... y nosotros mientras recuperamos fuerzas.
Continuamos "saltando de roca a roca y tiro porque me toca"...
... hasta el poste del Portillo de Larra, al fondo muy fondo asoma "La Mesa".
Ascendemos por los "sembrados" de piedras de Budogia...
... a tramos cubiertos por un manto blanco...
... llegando al collado bajo la pirámide cimera.
Rodeamos la cima por una pequeña repisa...
... siguiendo la subida con alguna "trepadita"...
... y terminamos por recorrer la arista...
... coronando así la cima de La Mesa de los Tres Reyes (2444 m).
Los "tres reyes y las dos reinas" en la mesa (2444 m).
Destrepamos de la cima con los 5 sentidos, que aveces "llueven" piedras...
... y ya por terreno más tranquilo, seguimos perdiendo altura...
... para recorrer la Hoya de la Solana...
... donde "otros compañeros" van a toda prisa.
Con la vista puesta en el lejano  refugio, descendemos hacia...


... el final en el mismo, con un remojo en el regacho y una buena comida tardía.



En la Mesa de los Tres Reyes (2444 m).









##DeL RìO##

martes, 23 de junio de 2015

Reino de los mallos: Colgados por Peña Rueba (1161 m)

Con el buen tiempo, y los "dientes largos" desde hacia ya tiempo ( como desde la ultima vez que se fue); esta vez encaramos carretera en buscas de un día de montaña con un toque mas "pikantón", no lo suficiente como se buscaba pues buscábamos mas una ferrata que una ascensión equipada como la que encontramos en Peña Rueba; en pleno reino de la escalada, los mallos de riglos.

Así pues  disfrutamos de una ascensión equipada a esta "desconocida" peña; subiendo por la vía Varella Portillo, con una tramo vertical y un cresteo divertido; hasta llegar a la cima y por la vía del Mallo de la Mora perder altura a pie, salvo un par de destrepes hasta llegar al punto de inicio acompañados en todo momento de un radiante sol; que después de recargar baterías nos permitió ir Del monte al Río :-P .

Cara Sur de Peña Rueba
La ruta tiene una dificultad media-alta, con una duración de unas 3h;  en la que nos encontramos una ascensión equipada (Ferratas). Con una distancia corta de unos 5 km, de los cuales tendremos equipados 1'5 km aproximadamente; y un desnivel que queda en un termino medio, con unos 550 m.

En la parte baja el terreno cuenta con mucho matorral y que a veces se puede cerrar; el camino es muy pedregoso y suelto, cosas que dificultan el avance.
Ferrata Varella Portillo
En la parte de la ferrata de Varella portillo el terreno es vertical al principio, con una trepada bastante exigente y después crestea por una zona rocosa con matorrales y algunos tramos algo aéreos.
La bajada por la ferrata del Mallo de la Mora, es bastante empinada con la mayoria de tramos a pie pero algunos destrepes; por un terreno al principio despejado y que se mete enseguida entre la maleza que nos acompañara hasta el regreso al inicio.

El recorrido está bastante bien marcado con hitos, las vías ferratas son muy claras de seguir y el camino está muy pisado por lo que no entraña dificultad alguna.

Material de Ferratas: Arnés, disipadora y casco. Llevar agua, pues no hay ningún punto donde poder recoger.

Cogeremos la A-21 dirección Jaca, desembocando al final en la N-240 hasta llegar a Puente la Reina de Jaca. Aquí tomaremos la carretera A-132 rumbo Huesca. Atravesaremos el Embalse de la Peña, siguiendo aun por la misma carretera, llegaremos a Murillo de Gallego. Justo al entrar en el pueblo, tomaremos la primera calle hacia la derecha, ascendiendo por ella siguiendo unas indicaciones de hoteles; pasaremos junto a un parking y nos encontraremos con una pronunciada curva a derechas  en la que deberemos tomar el segundo camino también en ascenso hasta dar con el primer desvió junto a una casa( en construcción en 2015). Por esta pista, algo descalabrada iremos rumbo hacia la peña; pasando junto a unas balsas de agua; tras las que poco después nos encontraremos con otra pronunciada curva a derecha, que hace cambiar de dirección a la pista; antes de dicha curva tendremos un pequeño hueco donde poder aparcar, justo debajo de un camino cuyo inicio se encuentra a la derecha cerrado por dos enormes rocas.


La ruta


Comenzaremos el recorrido desde el “coqueto parking” de la pista, donde tomaremos otra pista cerrada al tráfico con dos enormes rocas; la que abandonaremos enseguida al ir siguiendo los hitos que nos llevan por un pisado sendero entre matorrales en suave ascenso hacia las verticales paredes sur de Peña Rueba, llegando sin ninguna dificultad tras superar algo más de 0’5 km y 100 m de desnivel. 

Continuaremos rodeando Peña Rueba por el sendero de la izquierda, puesto que después regresaremos por el de la derecha. Entre densa vegetación rodearemos la peña con un poco de bajada al principio, y al ir separándonos de las paredes volveremos a ganar altura atravesando la vaguada de Bivera hasta llegar a las faldas de Peña Común. 
Faldearemos dicha Peña siguiendo los hitos en dirección a una estribación de esta, con tramos de fuerte pendiente y un terreno suelto; siguiendo la estribación, ya al habernos hecho cambiar dirección, por una estrecha repisa (sin patio) que nos deja en un pedregal que nos acompañara en los últimos y empinados metros hasta llegar a la enorme brecha, donde nos desviaremos hacia su derecha hacia el comienzo de la “ferrata” Varella Portillo. 

Daremos comienzo a la ferrata con un pequeño paso lateral hacia la derecha por escalones sin ninguna dificultad, para colocarnos bajo la pared. Tomaremos la pared en ascenso casi vertical por buenos agarres en roca y una cadena, conforme se gana altura el equipamiento, alguna cadena y escalones bastante separados, es menor lo que dificulta ligeramente la progresión en alguna momentos aunque sigamos teniendo buenos agarres en roca; acabando por superar unos 50 m de pared vertical. El último tramo de 15 m, son más tumbados aunque sigan equipados con una cadena que nos acompaña hasta el final en la cresta de este primer tramo. 
Continuaremos por la cresta, en un continuo sube y baja combinando tramos equipados y no equipados; prácticamente todos a pie salvo algún tramo aéreo donde tendremos que  echar las manos. Tras recorrer 400 m y apenas unos metros de desnivel terminaremos la cresta de Varella Portillo. 
Por una amplia loma y un definido sendero, ganaremos los últimos metros que nos separan de la cima de Peña Rueba (1161 m)

Dejaremos atrás la cima de Peña Rueba y descenderemos siguiendo hitos por el claro camino, por la vertiente contraria a la que ascendimos, en dirección a los Mallos de Riglos; encontrándonos tras descender 100 m con el inicio(o final si la subimos) de la “ferrata” del Mallo de la Mora. 
Tomaremos el fuerte descenso, equipado con clave únicamente y progresando a pie por un terreno muy rocoso en dirección a un espolón de Peña Rueba; donde el último tramo algo más vertical está equipado con cadena para poder descender hasta el “colladito” antes del mirador. 
En el collado giraremos hacia la derecha, dejando el espolón de frente; y descendiendo por un sendero muy poco equipado y de fácil progresión, aunque nos encontraremos algunos tramos más equipados donde tendremos destrepes por roca; perdiendo al final 220 m de altura quedándonos en las faldas de la Peña. 

Por el claro sendero, algo rocoso y suelto además de rodeados de bastante vegetación, faldearemos la peña por su cara sur; hasta que en poco lleguemos al lugar donde al principio nos encontramos con las paredes verticales. 
De aquí por el sendero conocido, descenderemos hasta el parking de la pista. 

Peña Rueba (1161 m) por las 'Ferratas” de Varella Portillo y del Mallo de la Mora




La ruta en fotos


Con un rico día de verano bajo Peña Rueba...
... vamos aproximándonos hacia...
... las rocosas paredes rodeados de vegetación...
... hasta el inicio de la "ferrata" Varella Portillo.
Con total seguridad vamos ganando altura...
... por la pared totalmente vertical...
.. hasta la cresta...
... que nos brinda hermosas panorámicas.
Cresteamos sin dificultades...
... hasta la desapercibida cima de Peña Rueba (1161 m).
Descendemos por la "ferrata" del Mallo de la Mora...
... donde la inclinación( aunque no lo parezca) es bastante suave, salvo algún destrepe.
Terminamos por rodear las paredes de la Peña...
... hasta terminar la ascensión equipada de una pieza.
Claro esta que había que terminar con una exquisita comida... 
... y un baño refrescante en el río Gallegó.



En la cresta de Peña Rueba.


sábado, 20 de junio de 2015

Salidas de Verano 2015

Llega el buen tiempo, y las altas cumbres pirenaicas ya casi han perdido ese color invernal que las cubría; dando paso al oscuro color de sus rocosas paredes, al agua cristalina de sus ibones y al verde de sus bosques.

A lo largo de este verano 2015 en 6 rutas recorreremos algunos de estos bellos parajes ascendiendo a cimas conocidas de un día todas; excepto la última a Monte Perdido en la que será de fin de semana completo.

Para todas se saldrá desde las piscinas de SDC Echavacoiz, a las 6 de la mañana aprovechando todo el día.( Excepto a Monte Perdido)

Cartel salidas de Verano 2015

Mesa de los Tres Reyes (2444 m)




Así pues damos comienzo el próximo sábado 27 de Junio; partiendo ,a las 6 de la mañana desde las piscinas de SDC Echavacoiz, hacia el refugio de Linza ( Aragón) para acometer la clásica subida a la Mesa de los Tres Reyes, cima mas alta de la comunidad Foral y que comparte territorio con otros dos antiguos reinos ( de ahí su nombre).
Ruta de día completo, con unos 17 km y 1400 m de desnivel, lo que la hacen una ruta exigente, con una duración de 7-8 h aproximadamente.